El poderío mexica | Aprende en Casa 3 Secundaria

FB
TW
WA
Email
Telegram

En la materia de Historia de segundo de secundaria, se verá el tema: “El poderío mexica”, con el que identificarás la historia del pueblo mexica, así como sus principales características, costumbres, creencias y organización; también conoce cómo los mexicas lograron dominar gran parte de Mesoamérica.

Continuarás con el estudio de la cultura mexica. En esta sesión, conocerás sus aspectos políticos y económicos, sus expansiones militares y sus primeras conquistas más allá de la cuenca. 

¿Qué hacemos? 

Para hacer una recapitulación de la sesión anterior, lee algunos fragmentos del texto de Miguel León-Portilla, titulado “Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares”, donde el historiador reconstruye, a través de fuentes primarias, la historia mítica de la fundación de Mexico-Tenochtitlan. 

El texto comienza con Huitzilopochtli diciéndoles a los mexicas: 

“—Yo os iré sirviendo de guía, yo os mostraré el camino. Enseguida, los aztecas comenzaron a venir hacia acá […] 

Y cuando vinieron los mexicas, ciertamente andaban sin rumbo, vinieron a ser los últimos. Al venir, cuando fueron siguiendo su camino, ya no fueron recibidos en ninguna parte. Por todas partes eran reprendidos. Nadie conocía su rostro. Por todas partes les decían: —¿Quiénes sois vosotros? ¿De dónde venís? 

Así, en ninguna parte pudieron establecerse, sólo eran arrojados, por todas partes eran perseguidos. Vinieron a pasar a Coatepec, a Tollan, a Ichpuchco, a Ecatepec […] 

Establecidos momentáneamente en Chapultepec, comenzaron pronto a ser hostilizados por la gente de Azcapotzalco […] refugiándose en la región sur del lago, en las inmediaciones del señorío de Culhuacán. [De allí] los enviaron a la región pedregosa de Tizapán […] con el propósito de que las víboras ponzoñosas, que abundaban en esa región, acabaran pronto con ese pueblo de rostro desconocido, los indeseables aztecas. 

En vez de morir picados por las víboras, los aztecas les dieron muerte y las convirtieron en su alimento. [Tiempo después] Huitzilopochtli ordenó que fueran a pedir al nuevo rey de Culhuacán, Achitómetl, le cediera a su hija doncella, para convertirla en su diosa Yaocíhuatl, “la mujer guerrera” […]. El dios de la guerra ordenó que la joven culhuacana fuera sacrificada de inmediato. Con su piel se atavió luego un sacerdote que debía simbolizar a Yaocíhuatl, la mujer guerrera. 

Se horrorizó grandemente el señor de Culhuacán […] persiguieron a los aztecas, los arrojaron al agua. 

Llegaron entonces allá donde se yergue el nopal. Cerca de las piedras vieron con alegría cómo se erguía un águila sobre aquel nopal. Allí estaba comiendo algo, lo desgarraba al comer. Cuando el águila vio a los aztecas, inclinó su cabeza. De lejos estuvieron mirando al águila, su nido de variadas plumas preciosas […]. 

Establecidos ya los aztecas en Mexico-Tenochtitlan, eligieron allí a su primer señor o tlatoani, de nombre Acamapichtli […], las persecuciones continuaron. Procedían esta vez de los tepanecas de Azcapotzalco, en cuyos límites quedaba comprendido el islote de Mexico-Tenochtitlan”. 

Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares

Miguel León-Portilla 

Tras establecerse en el lago de Texcoco y haber fundado la ciudad de Mexico-Tenochtitlan en 1325, vivieron bajo el yugo de Azcapotzalco hasta 1428, la ciudad que en ese momento tenía la hegemonía sobre la mayoría de los pueblos del centro del valle de México. 

Durante este periodo, gobernaron los tlatoanis mexicas Acamapichtli, Huitzilíhuitl y Chimalpopoca. Cuando este último gobernaba, en Azcapotzalco tuvo lugar una disputa por la sucesión en el trono de la ciudad, alcanzando el poder Maxtla, quien tenía una animadversión hacia los mexicas. Debido a que éstos se opusieron al nuevo gobernante, Chimalpopoca fue asesinado, aunque algunas fuentes afirman que se suicidó. 

Estos acontecimientos desencadenaron un enorme descontento entre la población mexica. A Chimalpopoca lo sucedió en el poder Itzcóatl, quien estableció una alianza con Nezahualcóyotl, gobernante de Texcoco, quien estaba refugiado en el valle de Puebla tras ser perseguido por las tropas de Maxtla. Esta alianza entre mexicas y texcocanos logró la caída definitiva de Azcapotzalco y el inicio de la hegemonía mexica. 

Durante los acontecimientos que propiciaron la liberación de los mexicas, con Itzcóatl al frente, ocurrió algo que definió la organización política de esta civilización. 

Al saberse las intenciones de Maxtla de atacar Tenochtitlan, Itzcóatl y Tlacaelel (Cihuacóatl o sumo sacerdote de Tenochtitlan) convencieron al pueblo de ir a la guerra. 

Tras el triunfo de los mexicas, el tlatoani Itzcóatl consolidó el poder de los gobernantes guerreros por encima de la mayoría de la población de Tenochtitlan. Además, ocurrió un acontecimiento, muy interesante de estudiar, que relata Fray Bernardino de Sahagún, la quema de códices: 

Porque se guardaba la historia, pero ardió cuando gobernaba Itzcóatl en México. Se hizo concierto entre los señores mexicas. Dijeron: “No es conveniente que todo mundo conozca la tinta negra, los colores. El portable, el cargable se pervertirá, y con esto se colocará lo oculto sobre la tierra; porque se inventaron muchas mentiras”. 

Esto puede interpretarse como el momento en que la élite de Tenochtitlan, conformada por los tlatoanis y sus descendientes, se afianzó en el poder tras reescribir la historia y subordinar a los calpullis. 

Los calpullis (o barrios) eran un conjunto de linajes o familias que compartían un mismo espacio, el cual incluía tierras que trabajaban de manera conjunta para su usufructo, así como el culto a alguna deidad en común entre los miembros del calpulli. El calpulli tenía plena autonomía en la manera en que se asignaban las tareas a sus miembros, así como la organización en tiempos de guerra o de migración. En resumen, el calpulli era una unidad administrativa, social, económica y cultural que, en conjunto con otros calpullis, tomaban decisiones para una población mayor. 

Tras el éxito de los mexicas contra los tepanecas en el año 1434, formaron una alianza en conjunción con las ciudades de Texcoco y Tlacopan, llamada Excan Tlatoloyan o Triple Alianza, la última de estas organizaciones en Mesoamérica. A partir de esto, comenzó a expandirse el dominio de los mexicas y sus aliados por gran parte de Mesoamérica. 

Ahora, presta atención a los siguientes videos que abordarán dos aspectos relevantes del poderío mexica: la guerra y los tributos. 

  1. Guerra y tributo.

  1. Un mosaico de reinos.

 

Como pudiste apreciar a través de los videos, la expansión de la Triple Alianza, encabezada por los mexicas, conquistó gran parte del centro de Mesoamérica, e incluso otras regiones. 

Esta expansión permitió la diversificación de la economía. Por un lado, en el mismo valle de México se producían productos de consumo local como el maíz, el frijol o la calabaza, para lo cual fueron muy importantes las chinampas. 

También fueron importantes las conquistas de los valles de Tenango y de Oaxaca, pues aportaron productos importantes como la grana cochinilla, y permitieron el comercio con diversas regiones de Mesoamérica. 

Al extender su dominio en distintas regiones, numerosos productos estuvieron disponibles para los miembros de la Triple Alianza, ya fuera como tributo o como artículos de intercambio: cacao y plumas de quetzal de la región de Soconusco; obsidiana de la región de Hidalgo; caracoles, conchas y peces provenientes de ambas costas de Mesoamérica; entre otros numerosos productos, los cuales podían encontrarse en el famoso mercado de Tlatelolco. 

Pero esta imponente economía no se logró de la noche a la mañana. Tras el gobierno de Itzcóatl, lo sucedió su sobrino Moctezuma Ilhuicamina, quien llevó a cabo las primeras grandes conquistas fuera del Valle de México entre los años de 1440 y 1469. Bajo su mandato, fueron sometidas numerosas poblaciones en lo que serían los  estados de Guerrero, Hidalgo, Puebla, Oaxaca y Veracruz. 

Durante los años de 1450 y 1455 tuvieron lugar una serie de sequías que afectaron profundamente a la población, debido a esto, Moctezuma emprendió lo que se conoce como guerras Florales o Floridas, una serie de enfrentamientos armados con pueblos como Calixtlahuaca o Tlaxcala, que no tenían el objetivo de conquistarlos, sino de adquirir prisioneros de guerra para ser sacrificados en pro del cese de las sequías y la abundancia de las lluvias y las cosechas. A su vez, Moctezuma impulsó una serie de cambios en Tenochtitlan muy importantes. 

Por un lado, con ayuda de Nezahualcóyotl, se construyeron importantes acueductos que suministraron de agua potable a la ciudad; asimismo, se construyeron los centros donde se impartía educación: el calmécac y el telpochcalli. 

En el aspecto político, se abrió la posibilidad de que, a través del desempeño en la guerra, las personas pudieran ascender a la nobleza mexica, que gozaba de diferentes privilegios como la exención del pago de tributos. 

De esta manera quedó consolidada la organización política de los mexicas. En la cima del poder se encontraba el tlatoani o aquel que tiene la palabra. Él se encargaba de tomar las decisiones más importantes acerca de cómo hacer la guerra, aunque en muchas ocasiones debía consultar a un consejo conformado por los pipiltin o la nobleza, y por los otros gobernantes de la Triple Alianza. 

Por debajo del tlatoani estaba el cihuacóatl o mujer serpiente. Se trataba de un sacerdote militar que fungía como principal asesor del tlatoani y como principal sacerdote. El más famoso de todos los cihuacóatl fue Tlacaelel, quien asesoró a los tlatoanis Itzcóatl, Moctezuma y Axayácatl. 

Prácticamente estas personas eran quienes decidían y administraban todo lo relativo a la política. Ellos se encargaban de nombrar jueces y otros funcionarios que se encargarían de solucionar conflictos, imponer castigos, cobrar tributos, organizar fiestas, entre otras funciones. 

A Moctezuma lo siguió Axayácatl, quien logró el sometimiento de Tlatelolco, ciudad aledaña a Tenochtitlan, que se había separado de ella años atrás y que sería cede del mercado más grande de su época. 

Durante los 12 años que duró su gobierno, sufrió varias derrotas ante el Imperio tarasco de Michoacán, al que nunca logró conquistar. Su sucesor, Tizoc, gobernó sólo del 1481 al 1486. 

Tras éste, fue electo tlatoani Ahuízotl, en cuya coronación se afirma que fueron sacrificados hasta 80,000 prisioneros huastecos. Sin duda, la cifra es grande, pero habla de la gran expansión que tenía para ese entonces el Imperio Mexica, extendiéndose de costa a costa, alcanzando la región del Soconusco en la actual Guatemala. 

El último de los gobernantes mexicas antes de la llegada de los españoles fue Moctezuma Xocoyotzin o Moctezuma II, quien realizó una serie de importantes reformas. 

En primer lugar, excluyó de la nobleza a aquellas personas que habían logrado ascender socialmente por medio de la guerra, restringiendo este poder sólo a los descendientes directos de los tlatoanis. Esto lo alejó del resto de la población y comenzó a mostrarse a sí mismo como un hombre-dios, al cual debían veneración como si fuera un dios, pues ni siquiera lo podían ver a la cara. 

En cuanto a la Triple Alianza, comenzó a imponer las decisiones de Tenochtitlan por encima del mutuo acuerdo con Tlacopan y Texcoco, además de que buscó con mayor insistencia la conquista de Tlaxcala. 

A Moctezuma II le tocó vivir la invasión de los españoles a Mesoamérica, para ese momento los mexicas eran, sin duda, los habitantes de la ciudad más poderosa, la Gran Tenochtitlan, que asombraría a los invasores europeos. 

Aunque no se sabe qué habría pasado de no haberse dado el contacto con los europeos, es posible pensar en que la expansión de los mexicas había llegado hasta su máximo posible. 

A continuación, observa el siguiente video y conoce un poco más sobre el mandato de Moctezuma II. 

  1. Moctezuma II: Auge.

 

A lo largo de esta sesión, estudiaste aspectos políticos y económicos de los mexicas. 

En primer lugar, aprendiste que las expansiones militares de los mexicas los llevaron al control de gran parte del centro de Mesoamérica, dominando parte de las costas del océano Pacífico hasta el golfo de México, en el océano Atlántico, incluso la región de Soconusco, que entonces abarcaba hasta lo que hoy es Costa Rica, el país de Centro América. 

Esto permitió que la riqueza de Tenochtitlan creciera gracias a los numerosos productos que se tributaban o comerciaban, entre ellos, productos alimenticios hasta objetos decorativos. 

Durante la expansión mexica ocurrieron también grandes transformaciones políticas. Los calpullis, las formas de organización local, fueron subordinados ante el poder central impuesto por los tlatoanis que encabezaban un gobierno completamente militar-religioso, convirtiendo así la guerra en parte importante de la vida cotidiana. 

A pesar de la imposición de la Triple Alianza, varios señoríos no pudieron ser conquistados por los mexicas, como los tarascos, también conocidos como purépechas, en el actual Michoacán, o los tlaxcaltecas, en el actual estado colindante con la ciudad de México. 

Has finalizado esta sesión. No olvides que puedes consultar tu libro de texto y, si tienes la posibilidad, discute con tus compañeras y compañeros las respuestas a las últimas interrogantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tenochtitlan. Aprende en Casa III Secundaria

Chichén Itzá. Aprende en Casa III Secundaria

Tula. Aprende en Casa III Secundaria

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Leticia Ramírez Amaya, nueva titular de la SEP Fotoi: Especial

Leticia Ramírez Amaya, nueva titular de la SEP

Leticia Ramírez Amaya será la nueva secretaria de Educación Pública (SEP) en sustitución de Delfina Gómez Álvarez, así lo informó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. “Es preparada,

Hoy en Unión EDOMEX