UAEMex: Ética pública combate a la corrupción

UAEMex: Ética pública combate a la corrupción

Investigador UAEMex expuso la importancia que tiene la ética pública como herramienta para combatir la corrupción
UAEMex: Ética publica combate a la corrupción Foto: Especial
UAEMex: Ética publica combate a la corrupción Foto: Especial
Antonio Miranda | 04/12/2018 05:15

El rescate y fomento de los valores éticos en los servidores públicos construye, reconstruye, fortalece, motiva y genera integridad y dignidad para una conducta libre orientada a la realización del bien mediante el cumplimiento del deber, dijo Oscar Diego Bautista, especialista del Centro de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex).

Al dictar la conferencia “La ética y la corrupción en México” a estudiantes y académicos de la Facultad de Economía, el investigador expuso la importancia que tiene la ética pública como herramienta para combatir la corrupción.

“La ética pública debe ser inherente al servidor público para que en su actividad se maneje con valores y principios que le impidan caer en un acto de corrupción. Cuando los valores se debilitan o ausentan, los antivalores y las prácticas corruptas aparecen de inmediato”.

El investigador aseguró que este panorama es posible, ya que en países como Finlandia la corrupción no existe y en caso de ocurrir, es severamente castigada socialmente, debido a que la formación de los habitantes en el hogar y la escuela se basa en valores y principios que posteriormente desarrollan y aplican cuando se encuentran en el servicio público.

Oscar Diego Bautista indicó que por el contrario, en México la corrupción en los ámbitos político, económico, social, cultural y familiar se ha desarrollado, arraigado, multiplicado y sofisticado, incluso, incorporando tecnología.

“La corrupción está presente en todos los sectores del estado, en los distintos poderes públicos, en los niveles de gobierno. Las prácticas corruptas son tan comunes que no se perciben. Llegamos a la ceguera axiológica”.

La causa inevitable e irreductible de la corrupción, señaló, es la conducta deshonesta del actor público. La corrupción ocurre porque un individuo, sea cual sea su entorno, toma la decisión de realizar la acción corrupta.

Oscar Diego Bautista puntualizó que la razón por la que siempre existirá la corrupción es que no hay ningún sistema de control posible ni ningún antídoto tan eficaz como para impedir totalmente una opción individual de este tipo.

VER: UAEMex recibió de empresa suiza Bühler un auto demo